martes, 8 de noviembre de 2011

Síntomas de una oxigenación deficiente.

    Si eres una persona que necesita suspirar con frecuencia tienes que prestar atención a tu respiración. Cuando retenemos la respiración sin darnos cuenta, o respiramos muy muy superficialmente, sin dudarlo nuestro cuerpo nos demandará oxígeno rápido, al suspirar lo estamos haciendo, pero eso quiere decir que previamente le hemos dejado de mandar el oxígeno que necesita a nuestras células. Es muy normal, los nervios, las prisas, el estrés, las preocupaciones etc no nos dejan dedicarle tiempo a nuestro cuerpo y sus necesidades.