domingo, 9 de enero de 2011

Ejercicio de visualización.

Cierra tus ojos y respira lento y profundo tres veces.

Imagínate a frente a tu un hilo de seda de color dorado que te invita a tirar de él. Mientras tiras con mucho cuidado y sin prisa, irás sintiendo la imagen que hay al final del hilo. Se presentará ante ti una imagen clara de lo que necesita de tu atención y enfoque, algo que tienes que conseguir para mejorar tu vida.

Cuando consigas verlo recrea los detalles de esa imagen.

Puedes hacer este ejercicio cuantas veces desees. Repitiendo la imagen o cambiándola.