miércoles, 22 de diciembre de 2010

Visualizaciones terapéuticas.


El poder de la visualización está demostrado.




Haz cinco respiraciones lentas y profundas, conscientes.


Imagínate en la cima de una montaña, respirando un oxígeno totalmente limpio de contaminación y también libre de los pensamientos de los humanos.


Reparte con toda tu intención y atención ese oxígeno por todo tu cuerpo.


Intenta sentir que zonas de tu cuerpo necesitan más cuidades en estos momentos.


Imagina ahora que con tu mano acaricias esas zonas, jugando con el aire, apenas rozando sutílmente tu cuerpo. Ayúdate del color verde, visualiza como extiendes ese color.