martes, 1 de junio de 2010

Mi hija, Elisabet, os regala una de sus meditaciones.


Pues sí, habéis leído bien, mi hija de 6 años ya me dicta sus meditaciones y son una preciosidad. Le ilusiona mucho que la leáis. De momento sólo se atreve a contarnos a nosotros sus experiencias, pero es normal, poco a poco se las irá contando a sus amigos y por último a adultos.
Es una gran felicidad para mi ver la persona en la que se está convirtiendo mi hija.
Imaginaros que estáis volando entre las nubes con vuestros amigos más queridos. Se acerca a ti una mariposa y te tienes que imaginar su color. Después te encuentras a un pájaro, ese pájaro es el más querido del mundo. Ese pájaro te da una flor que lleva entre sus patitas. Sus patitas son de plata. Te fijas mucho en sus ojos y ves que está llorando y tu le preguntas: ¿porqué estás llorando?.El te responde que llora de alegría. Le vuelves a preguntar: ¿porqué? y te dice que está muy contento porque te han elegido a ti como la princesa para casarse con el príncipe Adrián. El pájaro te lleva al palacio y allí conoces al príncipe. El príncipe es del de tu ciudad.

2 comentarios:

clotted cream dijo...

Es una maravilla que una niña tan pequeña haga una mediación de esta calidad.
Menuda maestra tienes ya en casa.
Besos

Mar dijo...

Qué dulzura! me impresiona. Eric tiene cinco años y dice que "una vez lo probó" (no se cuando) y que "no le va". Espero que algún día a base de vernos a diario se anime. Siempre gracias por tus ideas :D
Paz, Luz, Amor y Unidad